Robots vallisoletanos montan en Turquía depósitos de combustible para vehículos

lunes, 17 de octubre de 2011

Dos robots diseñados, fabricados y montados íntegramente en Valladolid han partido hacia Turquía, donde se encargarán de la instalación de depósitos de combustible para vehículos dentro de la planta de la multinacional TI Automotive.

Estas máquinas, obra de la empresa vallisoletana Proingesa, se encargan de desarrollar los sistemas electrónicos de los depósitos, así como sus taladros, sensores de nivel, tubos de entrada y salida del combustible y otros elementos.

Para ello, los dispositivo robóticos se configuran como un brazo fijo articulado con varias estaciones, cada una de las cuales supone una tarea a desarrollar. De esta forma, bien un operario, bien otro robot, colocan el plástico duro del que saldrá posteriormente el depósito, a una media de uno por minuto.

A pesar de que los depósitos varían en función de tipo de automóvil, pues estas piezas ocupan "espacios residuales" y poseen formas "muy irregulares", los diseños de esta empresa permiten que "con ligeras modificaciones", dichos robots puedan valer "para todo tipo de vehículos", según ha explicado el director gerente de Proingesa, Ángel de Miguel, en declaraciones realizadas a Europa Press.

Estos dos últimos robots, que partieron hacia el país otomano el pasado día 6, han sido realizados completamente en la planta de la empresa, ubicada en el polígono de San Cristóbal de la capital, desde su diseño en tres dimensiones hasta su montaje definitivo.

TI Automotive, la empresa que ha adquirido ambos diseños por un montante cercano a los 600.000 euros, inició sus relaciones con la compañía vallisoletana "hace varios años", cuando adquirió diversos productos para su factoría de Pamplona.

SALTO A ASIA

Asimismo, Proingesa es proveedora de TI Automotive en otras de sus plantas en varios países europeos como Alemania, donde fabrica componentes para marcas entre las que se encuentra Opel o Audi. De hecho, son los países de la Unión Europea los principales clientes de la empresa, a los que se suma ahora Turquía, puente entre Europa y Asia, con el que los vallisoletanos esperan "dar el salto al continente asiático".

Precisamente es el sector de la automoción el que genera el principal volumen de negocio de esta compañía radicada en Valladolid y que cuenta con 45 empleados, según las mismas fuentes.

Al hilo de esto, Ángel de Miguel ha reconocido que el volumen de negocio ha disminuido debido a la crisis, aunque se trata de un sector "muy dinámico", de manera que "no ha habido trabajo en exceso pero sí ha permitido mantener la actividad".

Por otro lado, la empresa desarrolla máquinas de montaje y control de calidad para los nuevos vehículos eléctricos, si bien los robots comercializados en Turquía no valen para este tipo de automóviles, ya que carecen de depósito de combustible y su motor es "más simple".

Entre los servicios que ofrece Proinserga, se encuentran instalaciones automáticas de manutención y transporte de células robotizadas como manipulación, soldadura, rebarbado o adhesivos, así como la fabricación de máquinas especiales a medida.

Asimismo, la empresa trabaja en otros sectores como el siderúrgico, la logística hospitalaria o los sistemas de visión artificial.

SECTOR SIDEROMETALÚRGICO

Dentro del siderometalúrgico, Proingesa dispone de máquinas para la automatización del flujo, apiladores, desapiladores, transportadores y elevadores de contenedores, así como robots de rebarbado.

En cuanto a la instalación robotizada de visión artificial, estos sistemas permiten el control de la presencia de componentes, la lectura de caracteres y el sistema de control de calidad a través de la visualización.

Por otro lado, la compañía vallisoletana ofrece a sus clientes diseños "a medida" para logística interna de hospitales y centros de salud, gracias a sistemas de transporte robotizado, de almacenamiento automático de medicamentos, de control de estupefacientes y de excedentes de almacén periférico, así como carros especiales.

Enlace
Gente en Valladolid