Imprimir Versión Texto

Planificación, Infraestructuras y Movilidad

Planificación e infraestructuras

El desarrollo urbanístico de Valladolid se plantea desde una perspectiva de crecimiento inteligente, orientado a un modelo de ciudad equilibrado, en el que prime la racionalidad, la compactibilidad, con diversidad de usos del suelo y facilitando el transporte colectivo y los espacios de encuentro. Este modelo de ciudad contribuye a un desarrollo social y cultural más rico, y tiene menos necesidad de movilidad y de consumo de recursos energéticos.

En el área de Planificación, Valladolid se encuentra en estos momentos en un momento crucial de configuración de su futuro urbano. La llegada del Tren de Alta Velocidad a Valladolid, el pasado 22 de diciembre de 2007,  y el soterramiento de las vías del ferrocarril, suponen para nuestra ciudad un hecho histórico sin precedentes, una oportunidad para desarrollar un ambicioso proyecto urbanístico sobre los suelos liberados, con arreglo a la propuesta presentada por la Unión Temporal de Empresas formada por el arquitecto británico Richard Rogers, Vidal e Idom y que permitirá, como veremos a continuación:

  • la revitalización de amplias zonas de la ciudad,  con más espacios públicos, zonas verdes, dotaciones y equipamientos,
  • su unión sin barreras (lo que llamamos el cosido de la ciudad),
  • la aparición de nuevos barrios,
  • la creación de un gran intercambiador modal,
  • la potenciación del transporte público,
  • la reestructuración de la red arterial ferroviaria, que ofrecerá la posibilidad de crear una moderna red de transporte de viajeros y mercancías.

De esta forma, Valladolid y el ferrocarril volverán a estar unidos en un apasionante reto con consecuencias similares a las que produjo la puesta en servicio del ferrocarril en el siglo XIX o la implantación de Renault en nuestra ciudad a mediados del siglo XX.

Vídeo - Modificación del Plan General de Ordenación Urbana. Valladolid hacia el 2016.

Posición estratégica

Es importante destacar el papel que juega en el desarrollo urbano la posición de Valladolid en la Comunidad Autónoma y el sistema de relaciones que se plantee con otras capitales españolas, así como su privilegiada ubicación como punto de comunicación y distribución con el noroeste peninsular y su conexión con Portugal. Valladolid es un eje de paso principal del cuadrante noroeste de la península y de hecho, la Comisión Europea de Transporte sitúa a Valladolid como centro neurálgico por carretera y sobre raíles, y nexo de unión entre Portugal y Francia.

Valladolid cuenta además con un Aeropuerto Internacional con conexiones regulares a Barcelona, Londres, París, Bruselas y Milán.  Se planea impulsar un aeropuerto con medios y capacidad adecuados, en referencia tanto al tráfico de mercancías como al de pasajeros, así como su conexión con la red general de comunicaciones, y, en particular, con el transporte ferroviario de mercancías y de pasajeros de alta velocidad.

Movilidad y Transporte Urbano

Los problemas de movilidad y seguridad se encuentran entre las principales preocupaciones de muchas de las grandes ciudades del mundo. Valladolid trabaja para reforzar su uso, reducir la presencia del vehículo privado, aumentar el espacio destinado a los peatones y mejorar las condiciones del tráfico. Este esfuerzo se está realizando mediante medidas urbanísticas y, sobre todo, con la implantación de nuevas tecnologías y nuevos modelos de movilidad.

Valladolid cuenta, en este sentido, con una de las flotas de autobuses urbanos más comprometida con el medio ambiente, de referencia internacional. En el año 1993, y como consecuencia de los resultados obtenidos en el plan piloto, AUVASA decidió incorporar autobuses GLP a su flota. Así, desde el año 1995, se han incorporado a la flota de AUVASA un total de 110 vehículos accionados por GLP. La utilización del GLP como carburante ha resultado muy positiva a la hora de reducir las emisiones contaminantes y sonoras dentro del plan de mejora atmosférica del transporte público elaborado por el MOPU.

AUVASA posee la certificación de calidad ISO 9001 y su sistema de gestión medioambiental incluye diversas medidas plasmadas en la norma ISO14001:1996.